Piensa en Positivo

 

Para qué

Uno de los descubrimientos más importantes que más me ha influido en mi vida fue cuando me di cuenta que yo soy el responsable en un cien por cien de todo lo que me ocurre en la vida, de lo bueno y de lo malo. Todo lo que me está ocurriendo en estos momentos, mi situación personal, emocional, financiera, laboral,... todo es fruto de lo que he hecho yo mismo en mi pasado.

Todos creamos nuestro presente con los pensamientos y las creencias que hemos tenido en el pasado. Si estos han sido buenos y positivos, ahora mismo estaremos disfrutando de un presente positivo y agradable para nosotros. En cambio si en el pasado no teniamos pensamientos positivos hacia nosotros mismos y hacia nuestro futuro, ahora mismo estoy seguro que no estaremos contentos con nuestro presente.

Siempre cometemos el error de buscar algun culpable ante cualquier cosa que nos ocurre en el presente y que no es buena para nosotros. Yo antes siempre echaba la culpa a los demás cuando algun aspecto de mi vida no iba bien. Parece que me descargaba del problema, si la culpa es de otro y no es mia, es como si me quitara presión de encima.

Tus pensamientos crean tu presente y tu futuro. Tu creas todas tus experiencias y tu propia realidad.

Desde un punto de vista más espiritual podríamos decir que todo lo que te rodea en estos momentos, la silla, el ordenador, la pared, la habitación, el edificio donde estás, antes de ser materializados han sido generados por un pensamiento. Alguna persona ha pensado que podría diseñar un ordenador. Dentro de su mente lo ha diseñado con su imaginación y este diseño lo ha ido plasmando en una hoja de papel. Ahora mismo ese ordenador está en tus manos y lo puedes tocar y disfrutar, pero no olvides que el origen de él ha sido un pensamiento generado en la mente de alguien.
Con esto podemos decir que todo pensamiento se puede materializar y hacerse "real".

Lo mismo ocurre con nuestra vida. Tus pensamientos hacen real tu vida presente futura. Todo lo que tenemos y sentimos ahora lo hemos preparado nosotros mismos antes desde nuestra mente. Y cuando digo todo es todo:

- Si estamos con una persona con la que no queremos estar, la culpa no es de ella ni de la mala suerte, es nuestra. Nosotros con nuestra forma de pensar hacia nosotros mismos y hacia los demás atraemos a ese tipo de personas y las materializamos en nuestra vida. Si tu piensas en positivo hacia ti mismo(a) atraerás a gente positiva.

- Si tenemos poco dinero, aunque suene un poco absurdo es por nuestra culpa. A todos nos gustaría tener mucho dinero. ¿Te has propuesto realmente alguna vez que así sea, tener mucho dinero? Si cerramos los ojos y nos decimos a nosotros mismos que queremos tener mucho dinero. ¿Que ocurre? Pruebalo. Todos tenemos pensamientos limitantes, como: "yo nunca seré rico", "sólo hay 4 que son ricos en este mundo", "no hay suficiente riqueza para todos" "me gustaria mucho, pero es imposible que yo tenga esa casa en la orilla del mar algun dia, vale demasiado dinero" ...etc.

- Si no encontramos trabajo o el trabajo que nos gusta. Revisa tus creencias y pensamientos. ¿Quieres realmente encontrar ese trabajo que estás buscando? ¿Estás haciendo todo lo posible para encontrarlo? ¿No es posible que en lo más profundo de tu interior pienses que no te mereces ese trabajo?. Revisa tu automestima y busca dentro de ti alguna creencia limitante al respecto. Seguramente un bloqueo tuyo interior te está impidiendo encontrar ese trabajo que tanto ansías.

 

La mayor limitación que puede tener una persona es la impuesta por su propia mente. Todos tenemos pensamientos que nos limitan de alguna forma, y desgraciadamente para nosotros creemos que es normal tenerlos.

 

La mayoría de los problemas y preocupaciones que tenemos en nuestra vida nos los creamos nosotros mismos con nuestros pensamientos.

Subir
Ir al Principio
 

 

 

Primer Objetivo: Ser Consciente

"No sirvo para esto"
"No soy capaz de hacer..."
"No me merezco estar aquí"
"Qué tonto(a) soy"
"Todos están en contra mia"
"Todo me pasa a mi"
"Nada me sale bien" ó "Todo me sale mal"
"No sirvo para nada"
"Nadie me quiere"
"La vida es dura"
"No soy lo suficientemente bueno(a) para..."
"No puedo"
"No debería"
"Voy a fracasar"
"Siempre estoy cansado(a)"
"Soy tímido(a)"
"El éxito no es para mi"
"Nunca cambiaré"
"Nadie me presta atención"

Te suenan estas frases, ¿verdad?. Todos nos las hemos dicho en algun momento de nuestra vida. Posiblemente nos las repetimos muchas veces cuando se dan determinadas situaciones.


Es muy importante conocer como hablas contigo mismo(a). Todos tenemos un monólogo interior que se desarrolla sin descanso a lo largo de nuestro dia a dia.

Este diálogo interno, aparentemente inocente ejerce una profunda influencia sobre nuestra vida.

 

Sin ser conscientes de ello muchas personas se estan repitiendo continuamente que las cosas van mal, que qué dura es la vida, que si yo no sirvo para esto y frases similares. Este diálogo interior "negativo", ante un acontecimiento importante de nuestra vida suele acelerarse, y claro si estamos acostumbrados a hablarnos en sentido negativo en estos momentos nos hablaremos mucho más rápido y sin poder controlar este diálogo negativo. Esto puede provocar que amplifiquemos cualquier opinión negativa o preocupación que tengamos hasta tal punto de poder llegar a límites desproporcionados.

Si alimentas a tu subconsciente de negatividad, en situaciones importante de tu vida dicha negatividad saldrá a la luz amplificada generando situaciones de ansiedad y "descontrol". En esos momentos tienes a tu subconsciente trabajando en contra tuya.

1.- Puedes seguir teniendo pensamientos negativos hacia ti mismo(a) de este estilo. Puedes seguir odiandote a ti mismo(a) ó sintiendote culpable cuando haces alguna cosa mal ó creyendo que no eres capaz de hacer lo que te gustaría hacer, o pensando que no te mereces tener algo mejor...

2.- Ó puedes decidir desde hoy elegir sólo pensamientos positivos hacia ti mismo(a). Cuantas veces te has dicho:
"Te quiero, eres la persona más maravillosa que conozco"
"Que bien hago mi trabajo"
"Que bueno(a) soy"
"Todo el mundo me quiere"
"Todo me sale bien"
"Soy capaz de hacer lo que me propongo"
"Mi vida funciona muy bien"
"Todos los problemas tienen solución"
"Esto me ha salido bien, voy a darme una recompensa que me la merezco"

Incluso te puede sonar raro hablarte de esta forma ti mismo ¿verdad? ¿Por qué?.

¿Como te hablas a ti mismo?. ¿Qué te dices cuando estás bien? ¿Y cuando estás mal? ¿Te animas para estar mejor o te machacas a ti mismo(a)?.

Tu diálogo interno, es decir la forma en que te comunicas contigo mismo, es el timón de tu vida. Sé consciente de tu dialogo interno.

Lo maravilloso de todo esto es que tu puedes elegir tus pensamientos, No depende de nadie más, sólo de ti. ¿Por qué te quedas siempre con la parte negativa?.

Cada uno(o) de nosotros(as) tenemos un diálogo interno que se ha ido "construyendo" y reforzando poco a poco desde el día de nuestro nacimiento.
Si a un niño pequeño su padre le dice que no intente hacer tal cosa porque se puede hacer daño, eso se le quedará grabado enseguida en su cabecita. La próxima vez que el niño quiera intentar hacer esa misma cosa u otra similar recordará lo que le dijo su padre y ni siquiera lo intentará. A lo largo de su vida, en cada situación similar que se le presente le "aparecerá" la vocecita de su papa en forma de pensamiento que le recordará que no debe afrontarla. Una vez el niño ya es adulto está tan acostumbrado a escuchar esa vocecita que la tiene asimilada como normal. Tan normal que cuando se le aparece en cualquier situación la escucha y le hace caso casi sin darse cuenta, es ya parte de su vida y de su dia a dia. Se ha convertido ya en una creencia "no lo voy a intentar siquiera porque puedo hacerme daño".

Es muy importante detectar esas vocecitas que nos aparecen y forman parte de nuestra vida. Ellas dirigen nuestra vida.


Te propongo que seas consciente de como te hablas hacia ti mismo(a). Como es tu dialogo interno hacia ti. Como te animas ó castigas cuando piensas que te has "equivocado". ¿Qué te dices cuando has hecho algo bien?. ¿Te das alguna recompensa?. ¿Como es tu forma de afrontar cualquier situación que se te va a presentar en el futuro? ¿Te animas para conseguir tus objetivos ó más bien vas con miedo sin confiar en tus posibilidades?. Ser consciente de como te hablas es el primer paso para poder cambiarlo.
Cada vez que detectes que te dices una frase negativa o limitante, cambiala enseguida. Busca otra frase positiva que anule a la anterior y te la repites mentalmente varias veces. Puedes cambiar : "Me he equivocado, que tonto(a) soy" por "No ha salido bien esto, no importa, la proxima vez saldrá mejor" ó "Voy a intentarlo de nuevo, ahora seguro que sí lo consigo".
Todo esto puedes hacerlo mentalmente sin que nadie se de cuenta, es tu dialogo contigo mismo(a) lo que quieres cambiar.

Subir
Ir al Principio
 

 

 

Te Propongo

El primer paso es aceptarse a si mismo. Aceptate como eres ahora. Tu pasado pasado está y te ha llevado a ser como eres y a estar en la situación en la que estás. El pasado no tiene solución, es como es.
Olvida tu pasado. Lo importante es saber que puedes cambiar tu presente y futuro desde ahora mismo si te lo propones. Piensa como eres ahora y como quieres ser. Se empieza por ser consciente de qué cosas nos decimos a nosotros mismos, de como nos hablamos. Si son negativas cambialas en el mismo momento contrarestando esa negatividad.

Es muy importante proponerse cambiar. Decide cambiar desde ahora mismo. Recuerda que quieres cambiar las pautas mentales de tu vida que han ido madurando dentro de ti durante años. Es una tarea que exige cierto nivel de compromiso por tu parte, una creencia que se ha ido generando dentro de ti durante 30 años (por decir algo) no es facil eliminarla de tu vida en unos dias.

Pero este es un propósito muy agradecido. Las ventajas de convertirte en una persona positiva son infinitas. Se empieza cambiando el detalle más pequeño e insignificante de tu vida y ya sólo esto hace que te sientas mucho mejor.

Quierete a ti mismo(a). Tu eres una persona maravillosa, eres un dios o una diosa para ti mismo(a) que se merece tener lo mejor en la vida. Dedicate palabras y frases positivas durante todo el día, animate continuamente.

Decide cambiar desde ya. Poco a poco te irás dando cuenta como afrontas cada situación de tu vida de una forma más positiva. Cada vez te querrás más a ti mismo y confiarás mucho más en tus posibilidades. Tu tienes dentro de ti todo lo necesario para ser feliz y sentirte feliz, sólo tienes que creer en ello y fomentarlo para que cada vez la positividad se vaya haciendo dueña de tu vida. Piensa en positivo y verás como poco a poco tu vida va cambiado, te sentirás mejor contigo mismo(a), tu salud mejorará, atraerás a gente positiva y te pasarán cosas positivas.
Parece un milagro pero es la realidad. Qué bonito es ver el futuro de forma positiva y esperar a que cada dia te ocurra algo bueno.

Animate continuamente... Subtituye esa chachara mental que no te lleva a ninguna parte, por frases positivas. Elige un aspecto de tu vida que te gustaría cambiar. Escribete frases positivas que te animen y te ayuden a cambiar ese aspecto de tu vida y repitelas continuamente. En el apartado Como ser Positivo te propongo algunas ideas.

Recuerda que todo esto es un proceso. Si en el momento que te dices algo negativo no te has dado cuenta y lo piensas más tarde no importa, perdonate a ti mismo cuando te equivoques, la proxima vez lo harás mejor.

En las secciones siguientes te doy ideas de como hacerlo. De todas formas si quieres profundizar más en este tema de ser positivo te puedo recomendar por ejemplo el libro de "Louise L. Hay, Usted puede sanar su vida". Esta autora es una de las más importantes del mundo con el trabajo del pensamiento positivo.

Subir
Ir al Principio
 

 

 

Hacia nosotros y hacia los demás

La vida es realmente muy simple, recibimos todo lo que hemos dado en el pasado.

Si hacia nosotros hemos tenido pensamientos positivos, hemos generado para nosotros una energía positiva que ahora mismo nos sale y nos hace afrontar cada situación de la vida de una forma positiva. Si la energía generada hacia nosotros ha tenido su base en pensamientos negativos ahora nos hace tener una baja autoestima y afrontar cada situación de nuestra vida con pocas esperanzas de éxito.

Lo mismo ocurre en nuestra relación con nuestro entorno. Si generas energía negativa hacia los demás, ésta te será devuelta. Si tienes pensamientos negativos hacia una persona, estás enviandole energía negativa y el universo se encargará de devolvertela. Si haces daño a alguien, tarde o temprano el universo te devolverá ese daño multiplicado y te ocurrirá algo malo a ti.
Todo esto se puede "hilar más fino". Un simple pensamiento negativo "esa chica es tonta" genera una energía negativa que le envias a esa chica y que de alguna manera algun dia te será devuelta.

Si tienes pensamientos positivos hacia los demás, estás emitiendo energía positiva hacia el universo y ésta te será devuelta. Si haces alguna acción buena hacia alguien, más tarde o más temprano el efecto de esa acción buena te será devuelto y te ocurrirá algo bueno a ti. Recibimos lo que damos.

Si quieres que el entorno te trate bien, si quieres que te ocurran cosas buenas y positivas en tu vida, ya sabes lo que debes hacer. Trata a los demás como a ti te gustaría que te traten, piensa de los demás lo que a ti te gustaría que pensaran de ti mismo(a). Siempre en positivo.

Llena de positividad tu vida, cualquier pensamiento negativo, por muy simple que sea genera energía negativa hacia ti y hacia la persona o personas hacia< las que va dirigido.

Existen ejemplos en la historia que aunque sean "extremos" nos pueden dar una idea de que la fuerza que tiene la energía positiva que podemos generar cada uno. Uno que se me ocurre ahora podría ser el de Gandhi. Era tan infinito el amor que sentía hacia él mismo y hacia los demás, eran tantas las acciones buenas que hacía, que el universo siempre le recompensaba cuando él lo necesitaba. Cuando le hacía falta dinero para comenzar cualquier proyecto de ayuda, siempre "aparecía" un millonario de alguna parte del mundo u ocurría algo que se lo proporcionaba. No hace falta recordar qué consiguió este hombre sólo con su forma positiva de ser.

Y ¿como crees que la madre Teresa de Calcula consiguió todo lo que hizo? Era una personita pequeñita, que parecía frágil y débil. Pero emitia tanta energía positiva en forma de amor hacia los demás que consiguió ella sola levantar un "Imperio" para ayudar a los más necesitados, sin más ayuda que su fe y positividad.

Subir
Ir al Principio